BRADING, David A., Mexican Phoenix: Our Lady of Guadalupe: Image and Tradition across Five Centuries, Cambridge University Press 2003, 444 pp., 36 Illustrations.

Aunque el recientemente aparecido estudio del profesor David Brading merece una reseña más cuidadosa que estas sencillas apreciaciones, no quiero dejar pasar la ocasión para hacer estas consideraciones.

No se propone el autor de la obra ni entrar en polémica ni llegar a conclusiones definitivas, busca hacer un recorrido por la historiografía guadalupana que testimonia la fuerza que el guadalupanismo ha tenido en el ser y quehacer de México.

Sobre un tema tan delicado este académico inglés hace gala del conocimiento del mismo y de su natural ponderación académica logrando dar la ubicación temporal y la importancia a cada una de las obras que examina de entre las muchas que forman el rico caudal de la bibliografía guadalupana. Para empezar su estudio servirá de sabia guía en el análisis de las fuentes, ayudará a la localización de los estudios significativos localizados con empeño, estudiando con rigor los unos y apreciándolos con justeza.

De la lectura del libro, dividido en quince capítulos, me fueron de particular interés el tercero y el quinto, The Woman of the Apocalipsis y Presence and Tradition. El primero se ocupa en destacar la personalidad de Miguel Sánchez —el "primer evangelista" en expresión de Francisco de la Maza- y analizar su obra, mientras que el segundo examina los sermones guadalupanos que difundieron la devoción y la interpretaron de mediados del siglo XVII a mediados del XVIII. Es de uno de ellos que toma título su libro.

A las polémicas guadalupanas, y su desarrollo, dedica Brading importantes capítulos y muy completa información. Hace un cuadro acabado del ambiente decimonónico en que se publica la carta de Joaquín García Icazbalceta igual que de la actividad promocional de don Antonio Plancarte o los ardides del canónigo Andrade.

Otro par de capítulos, de asunto contemporáneo, son el trece y catorce que se dedican a Juan Diego y al Nican mopohua ocupándose en ellos en definir el problema de la personalidad del vidente y su beatificación o de hacer un juicio sobre la importancia y autenticidad del documento guadalupano más conocido en nuestros días.

Construye Brading su escrito guadalupano poniéndole el fundamento de una seria reflexión sobre el culto a las imágenes y la iconoclastia en la historia de la iglesia. A partir de la Reforma Protestante reconoce que mientras la Iglesia Evangélica nos da una religión de la palabra, la Iglesia Católica ha continuado privilegiando lo plástico de la liturgia, las fiestas y las imágenes.

Este libro, aunque aporta pocas novedades pone énfasis en la valoración de las fuentes y hace cabal lectura de los últimos estudios destacando entre ellos los de Lafaye, O’Gorman, Noguez, Nebel, Guerrero y Poole y nos ayuda a valorar los distintos momentos del culto, ya sean los silencios de la primera hora, la explosión provocada por los Evangelistas Guadalupanos. Confronta la devoción con el nacer y crecer del patriotismo, examina los embates de la Ilustración contra el mismo, reconoce en el guadalupanismo un gestor de la guerra de independencia y estudia su confrontación con la moderna historiografía del siglo XIX, para luego hacernos ver el enriquecimiento de la devoción que ha venido sirviendo de coesionador religioso de la Iglesia Mexicana, logrando hacerla sobrevivir a los embates de liberalismo y de la misma Revolución.

Se nos describen al detalle las turbulencias en torno a la Coronación de 1895, el borrado de la corona y el escándalo en torno a la negada consagración episcopal del señor Plancarte. El despertar del juandieguismo lo relaciona directamente con la guerra cristera.

Una novedad de este estudio es subrayar la figura de don Clemente de Jesús Munguía, primer arzobispo de Michoacán, como un gran luchador de la identidad mexicana basándola en el guadalupanismo.

Los estudiosos del guadalupanismo debemos dar cálida acogida a esta nueva obra del doctor Brading, profesor de Historia de México en la Universidad de Cambridge y muy asiduo y generoso participante en la vida académica mexicana. Este libro no desdice de su trayectoria intelectual, en su bibliografía conviene recordar La minería y el comercio en el México Borbónico (1763-1810), Haciendas y ranchos en el Bajío mexicano, Iglesia y Estado en el México Borbón. Además de haber incursionado en otras temáticas ligadas a la historia mexicana, cabe destacar su Profecía y mito en la historia patria, o la frecuencia con que se ha ocupado del nacionalismo mexicano.

El doctor Brading había ya hecho una breve incursión en el tema guadalupano con la edición de Siete sermones guadalupanos (1709-1765) que apareció en 1994 patrocinado por Condumex. Muy deseable será la pronta aparción de este estudio en español.

Francisco Miranda


ProyectoGuadalupe.com: Qué esForoVínculosContáctenos
Contenido: Acervo DocumentalAcervo IconográficoArtículosBibliografíaReseñas

ProyectoGuadalupe.com Derechos Reservados 2003
Contenido protegido y Autorizado por los autores
Diseñado por Estudio Flotante Comunicación
Contacto: Coordinador